Menu

¿Qué Kindle Comprar… Kindle Paperwhite (táctil con luz) o Kindle 4 (sin teclado)?

Con el Kindle podemos disfrutar de una tienda que funciona a las mil maravillas, en la que es posible devolver un ebook y obtener el reembolso de nuestro dinero; una tienda en la que se pueden encontrar auténticas joyas de autores poco conocidos; donde los clásicos son gratis y están a un golpe de click del lector, sin necesidad de cables, ni nada por el estilo.

Con la llegada del Kindle Paperwhite se puede contar con un lector con algo más de contraste, un poco más de resolución, la posibilidad de leer a oscuras…Buenas prestaciones pero ¿realmente merecen la pena?

Tanto el Kindle Paperwhite como el Kindle 4, es decir, el modelo anterior, hacen exactamente lo mismo: permitirnos leer novelas. A la hora de la verdad, tanto el Paperwhite como el Kindle 4, son idénticos.

En la siguiente tabla podeis ver de forma resumida y comparada las características del Kindle 4 y las del Kindle Paperwhite:

Ahora comentaremos las diferencias más notables por separado:

Tecnología

El kindle 4 tiene una Pantalla de E Ink Pearl de 6? (15 cm), con una tecnología optimizada de fuentes, 167 ppp y 16 escalas de grises.

El Kindle Paperwhite tiene pantalla Paperwhite, lo que cual implica E Ink Pearl de 6? y 16 escalas de grises pero con una capa extra para la difusión de la luz de los LED y otra para la la capacidad táctil.

Contraste y resolución

El contraste se define como la diferencia entre el mínimo y el máximo nivel de brillo. En un lector electrónico, el mínimo nivel de brillo –lo más oscuro – se corresponde con las letras, el texto, y el máximo con el fondo de la pantalla. Por tanto tenemos dos posibilidades para aumentar el contraste: hacer la pantalla más blanca o las fuentes más oscuras. Amazon anunció una mejora del contraste del 25% con este e-reader respecto a la generación anterior de Kindle

El Kindle Paperwhite cuenta con una mayor nitidez gracias a estos dos apartados. Sin embargo, esto no signifca que el Kindle 4 se haya quedado anticuado, ni que de repente sus páginas sean ilegibles.Muy al contrario: elkindle 4 de 79 euros es tan bueno hoy como lo era cuando costaba 99 euros.

Aquí tenéis una foto de un K4 y un KP con el sol incidiendo en sus pantallas. El brillo del KP está al mínimo.


K4 y KP (brillo al 0) al sol.

Aquí tenéis la misma fotografía con ambos Kindles apagados (en este caso los LEDs también lo están).


K4 y KP apagados con el sol incidiendo en sus pantallas.

En esta fotografía es más difícil ver la mejora. Yo veo la pantalla del KP más blanca cuando tengo los dos al lado pero es una diferencia sutil. De hecho, no podría asegurar que este pequeña diferencia se deba a la pantalla del KP. Recordemos que comparando distintos Kindle, aún siendo el mismo modelo, se han encontrado a veces pequeñas diferencias en el tono de las pantallas. Es algo que podría estar pasando aquí. En cualquier caso, es obvio que de existir esta pequeña mejora no permitiría un contraste un 25% superior.

Respecto a la segunda forma de aumentar el contraste, puedo decir que sí noto algo más oscuras las fuentes del KP. En cualquier caso, en mi opinión queda bastante claro que la mejora del contraste reside básicamente en el aumento del blanco haciendo uso del efecto Paperwhite, es decir, gracias a la iluminación LED del KP, que no puede apagarse completamente en ningún momento.

Respecto a la resolución, la mejora en este sentido es clara. Las fuentes del K4 están más pixeladas y menos definidas que las del KP, aquí no hay vuelta de hoja. Es algo que se puede observar a simple vista.

Comparativa de resolución entre K4 y KP. Esta imagen debe ser usada únicamente para comparar la resolución de ambos lectores y no el contraste, ya que las condiciones de iluminación de ambas fotografías no eran exactamente iguales.

Usabilidad

Tanto el tamaño como el peso del lector son algo menores que en el Paperwhite. Concretamente 16,5 cm x 11,4 cm x 0,87 cm y 170 gramos, respecto a los 16,9 cm x 11,7 cm x 0,91 cm y 213 gramos del paperwhite.

La sensibilidad de los botones en el Kindle4 es estupenda. La pulsación no tiene que ser muy fuerte, pero tampoco muy floja como para que se pulsen solos.
Para consultar una palabra en el diccionario es necesario desplazar el cursor hasta ella, pese a que este gesto es bastante rápido de realizar, si lo que pretendes es estar consultando muchas palabra san cada página, tal vez debería decantarte por un modelo táctil, en caso contrario y dado que el significado de la mayoría de las palabras se puede deducir por su contexto no necesitarás más. Puede aplicarse el mismo razonamiento en el caso del subrayado, por lo que tal vez a algunos les compense pagar ese 50% más por el KPW, pero, ¿y el resto? Si sólo quieres leer y punto ¿estás seguro de que lo necesitas?

El que este dispositivo, en comparación con el KPW no disponga de suspensión automática en su funda oficial no lo hace desmerecer. Principalmente porque entra en suspensión a los 10 minutos si no pasas de página, con lo cual, a la hora de dormir, cierras la funda, lo dejas en la mesilla y a los 10 minutos él solo entra en modo suspensión (además teniendo en cuenta que el consumo de batería si no pasas de página es mínimo).

Por otro lado, en el caso del KP la sensibilidad de la pantalla táctil es espléndida. Hay veces en que el toque es tan ligero que creo que no he llegado a pulsar pero, sin embargo, la pantalla responde. Ni siquiera hay que navegar por los menús para seleccionar ciertas configuraciones (algo que es rápido de por sí en el sistema táctil), si no que existen multitud de atajos. Por ejemplo para cambiar la información que aparece por debajo del texto entre “tiempo de lectura” y “posición del libro” sólo hay que pulsar sobre la zona en que dicha información se muestra. Con pulsar con dos dedos y alejarlos o acercarlos entre sí es suficiente para aumentar o disminuir el tamaño de la fuente (al igual que cuando hacemos ZOOM IN o OUT en una pantalla de móvil o tablet).

Siguiendo con los casos de uso, la consulta de una palabra en el diccionario sólo implica mantenerla pulsada un segundo. La respuesta al subrayado también es extraordinariamente rápida, sólo tenemos que arrastrar el dedo por aquellas palabras que queremos seleccionar. En el menú principal, si queremos pasar de una página a la siguiente (cuándo tenemos bastantes libros no se pueden mostrar todas las portadas en una sola página) arrastramos el dedo como si realmente estuviésemos pasando una página.

Sin embargo, hay casos -muy pocos- en que se echa de menos algo más de potencia en el dispositivo. Esto es así, por ejemplo, cuando cambiamos el tamaño de la letra. Al hacer el gesto anteriormente descrito, aparece un cuadro con los tamaños disponibles y, cada vez que pasamos de uno a otro, el texto se va actualizando cambiando su tamaño. Todo este procesado hace que si realizamos el gesto demasiado rápido el Kindle no sea capaz de mostrarnos con la suficiente agilidad el resultado provocando que el tamaño de letra continue aumentando (o disminuyendo) siguiendo un gesto que hace tiempo terminamos de hacer (esto lo podéis ver mejor en el video que adjunto la final del punto).

Con todo, creo que la funcionalidad táctil es un paso obligado que hace el manejo del lector más sencillo. No obstante podría mejorarse añadiendo algún botón. Alguna vez he tocado la pantalla sin querer provocando un paso de página involuntario, o he pasado dos páginas de una vez. Además, el tener que tocar la pantalla obliga a desplazar un dedo hacia ésta modificando levemente el agarre. Aunque son detalles menores que no afectan demasiado a la usabilidad del e-reader, según mi punto de vista una posible mejora sería la adición botones laterales, como los que incorpora el K4, junto con la posibilidad de bloquear la pantalla táctil a elección del usuario.

De nuevo tienes que planteartelo: Lo táctil está de moda pero ¿es indispensable en un lector de libros electrónicos en el que las principales acciones van a ser siempre pasar la página, ir al índice, volver al menú principal?

Si tomas anotaciones y subrayados un dispositivo como el Kindle Paperwhite es más útil que un Kindle normal, por lo que tal vez les compense pagar ese 50% más por él, pero para el resto, los que sólo necesitan leer… ¿merece realmente la pena comprar un modelo más caro?

Batería

La batería del Kindle4 es extremadamente duradera. En unas 3 horas a red lo tienes cargado. Mi consumo medio es de una carga al mes con 3-4 horas de lectura diaria (y la mitad de esas horas las realizo con la funda oficial con luz, que utiliza la batería del kindle).
La batería del Kindle Paperwhite es muy duradera también. Según Amazon 2 meses de duración, con la luz a 10 y con lectura de 30 minutos diarios.

Iluminación

Una de las principales ventajas del Paperwhite es su pantalla iluminada. Como ya sabréis, un sistema especial de leds escondidos en el marco canaliza y distribuye una luz uniforme sobre la pantalla permitiéndonos leer a oscuras.
Es un gran avance, sin duda, y algo que no tiene el Kindle anterior y es la principal baza de Amazon para convencernos de comprar su Kindle Paperwhite . Sin embargo, ¿hasta qué punto es realmente útil? ¿Cuántas veces hemos echado de menos esa luz en el modelo anterior?
Naturalmente, habrá gente que encuentre indispensable esa luz y entonces harán bien comprando el Kindle Paperwhite, pero para la inmensa mayoría, ¿de verdad es algo que nos haga gastar un 50% más por un dispositivo que solo es un soporte para leer?

El Kindle 4 no posee iluminación como sucede con el Kindle Paperwhite. Pero planteate si realmente la necesitas o si vas a seguir utilizando la luz de la mesilla como hasta ahora. Si realmente merece la pena la diferencia de precio para esa luz. Naturalmente, habrá gente que encuentre indispensable esa luz y entonces harán bien comprando el Kindle Paperwhite, pero para el resto del mundo ¿de verdad es algo que nos haga gastar un 50% más por un dispositivo que, al final, no es más que un soporte para leer?

En cualquier caso, si necesitas la luz, puedes pensar lo siguiente: el Kindle 4 lleva ya dos años en el mercado y existen multitud de fundas para el mismo a precios irrisorios, el Kindle Paperwhite sale con las fundas oficiales de Amazon, que están muy bien (cuentan con una zona metálica que enciende y apaga el Kindle al abrir o cerrar la funda) pero que no bajan de los 35 euros.
Así pues, tenemos que si queremos un Kindle Paperwhite con funda hemos de gastar 164 euros, frente a los 84 euros que nos costaría un Kindle 4 con funda y luz (las tienes por 6 euros en eBay). Es decir, nos gastaríamos el doble de dinero.

Almacenamiento

Tanto el Kindle 4 como el Kindle Paperwhite tienen una memoria flash interna de 2GB,. Los usuarios disponemos de 1.25 GB de almacenamiento, el equivalente a 1400 libros, más que suficientes.

Conclusión

El Paperwhite debería ser la opción sólo si necesitas estar a la última, si dedicas largas horas de tu vida a leer en la cama mientras tu pareja duerme (aunque esto también lo puedes conseguir con el K4 y una funda con luz) o si tienes la necesidad de subrayar y anotar todo cuanto lees.
El Kindle debería ser la opción si lo que quieres es un lector de libros electrónicos que sirva para eso: leer un libro. La diferencia de precio entre ambos es de 50€ sin contar las fundas, así que plantéate para qué vas a utilizarlo.

¿Quieres recuperar tu pasión por la lectura?

Pues, cómprate un Kindle.

Según los usuarios de Foro Kindle, con el Kindle algunos alcanzan la cifra de 50 libros al año.

Así que Kindle es un motivo ideal para revivir la afición por la lectura.

 

Dicho esto,  para si quieres tenerlo en tus manos en 2-3 días,  recomiendo el Kindle 4 Básico, con su insuperable calidad/precio.

Ver: Oferta de Kindle 4

Kindle Paperwhite ya tiene stock en España, te animas a comprar un Kindle Paperwhite ¿?

Ver: Oferta del Kindle Paperwhite!

 

Más dudas?
Visita nuestro foro

Escrito por Daniel J.K.

Daniel J.K.

Comments

comments

Qué opinas tu?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

− 1 = 1