Menu

Papel Vs E-Book : La ciencia responde a todas tus preguntas

Ferris Jabr ha escrito en Scientific American este mes un artículo sobre la diferencia entre leer un libro de papel o leer un libro electrónico. Lo esencial a destacar es que la comprensión general parece ser un poco más baja en los libros electrónicos, aunque sólo un poco. He aquí un fragmento del artículo:

“La sensación implícita de dónde estás en un libro físico resulta ser más importante de lo que se pensaba”, dice Abigail Sellen de Microsoft Research Cambridge en Inglaterra y co-autora de ‘El mito de la oficina sin papeles’. “Sólo cuando recibes un ebook empiezas a perder. No creo que los fabricantes de libros electrónicos hayan pensado lo suficiente sobre cómo se puede visualizar donde estas del libro.

En apoyo a esta investigación, las encuestas indican que las pantallas y lectores electrónicos interfieren con otros dos aspectos importantes de los textos en navegación: casualidad y sentido del control. Las personas informan de que les gusta moverse de un tirón a una sección anterior de un libro de papel cuando surge un recuerdo de una frase que han leid oantes, por ejemplo, o de hacer un barrido rapido hacia delante en encapricho. A las personas también les gusta tener todo el control posible sobre un texto en el que es fácil escribir notas en los márgenes o deformar el papel si lo desean.”

 

¿Cómo nuestros cerebros responden de manera diferente al texto en pantalla que a las palabras en el papel? ¿Deberíamos estar preocupados acerca de cómo dividir nuestra atención entre los píxeles y la tinta o la validez de estas preocupaciones como en el papel?

Desde la década de los 80 los investigadores han investigado estas cuestiones en muchos campos –incluyendo la psicología, ingeniería informática, ciencia de la información, etc – publicando más de cien estudios diferentes. Pero no se pusieron de acuerdo. Antes de 1992 la mayoría de los estudios concluyen que la gente lee de forma más lenta, menos precisa y menos completa en las pantallas que sobre papel. Los estudios publicados desde la década de los 90,sin embargo, han producido resultados más inconsistentes: una ligera mayoría ha confirmado las consluciones anteriores, pero muchos han encontrado pocas diferencias significativas en la velocidad de lectura o comprensión entre el papel y las pantallas. Y estudios recientes sugieren que, aunque la mayoría de la gente todavía prefiere el papel, sobre todo cuando lee intensamente, estas actitudes están cambiando gracias a la tecnología de lectura electrónica y lamedora de los libros digitales utilizados para datos y para ocio se vuelve más común. En EEUU los libros electrónicos actualmente constituyen entre el 15 y el 20% de todas las ventas en el comercio de libros.

Aún así, la evidencia de los experimentos de laboratorio,encuestas y reportajes de consumidores indican que las pantalla smodernas y los lectores electrónicos no pueden recrear adecuadamente ciertas experiencias táctiles de la lectura en papel que muchas personas quieren, y sobre todo impiden que la gente que lee textos largos lo haga en una interfaz intuitiva y de manera satisfactoria. A su vez, estas dificultades de navegación pueden inhibir la comprensión lectora. En comparación con el papel, las pantallas también pueden drenar más de nuestros recursos mentalesmientras estamos leyendo y hacer que sea más difícil de recordar lo que hemos leido cuando hemos terminado. Una línea paralela de investigación se centra en las actitudes de las personas hacia los diferentes medios de comunicación. Ya sea que se den cuenta o no, muchas personas se acercan a las computadoras y libros electrónicos con un estado de ánimo menos propicio para el aprendizaje que hacia el papel. Esto parece cuestión, simplemente, de costumbres adquiridas con la edad.

Escrito por Daniel J.K.

Daniel J.K.

Comments

comments

One Response
  1. sino 21 abril, 2013 / Responder

Qué opinas tu?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

29 − 23 =