Menu

[RESEÑA] “El nombre del mundo es Bosque”, de Ursula K. Le Guin

 

Título original: The Word for World is Forest

Traducción al castellano: El nombre del mundo es Bosque

Autora: Ursula K. Le Guin

Año de publicación: 1976

Nº de páginas: 224

 

Novela de ciencia ficción basada en su novela corta (o novella) homónima de 1972, ganadora del Premio Hugo y nominada al Premio Nebula. Forma parte del Ciclo de Ekumen. Tres de las principales historias ambientadas en este ciclo son La mano izquierda de la oscuridad (1969), Los desposeídos (1974) y El nombre del mundo es bosque.

 

SINOPSIS (retocada desde la de Wikipedia):

Athshe es un planeta compuesto por océanos y bosques, habitado por una raza de humanoides evolucionados desde un tronco común con los humanos terráqueos. Esos seres son los llamados athstianos o pueblo del bosque, de un metro de estatura, grandes ojos de criaturas semi-nocturnas y cubiertos por un pelaje comúnmente verde.

Nueva Tahití es como la colonia de terráqueos ha llamado a Athshe y creechis, a sus habitantes. El objetivo comercial de la colonia terráquea es la exportación de madera, muy valiosa en la Tierra, y que pese a estar todavía en sus inicios, ya ha provocado una deforestación completa de parte de una de las grandes islas del planeta. Los terráqueos utilizan a los creechis como mano de obra en condiciones de esclavitud.

El diferente ciclo de sueño de los athstianos y su facilidad para el sueño lúcido hace creer a los terráqueos que los nativos nunca duermen. En realidad, los athstianos distinguen entre un tiempo-mundo y un tiempo-sueño interrelacionados, una interrelación que está en la base de su organización social. Una cultura no violenta y cooperativa, un modo de vida basado en el equilibrio con el hábitat, es decir, con el bosque, con el mundo.

El carácter dócil de los athstianos convence a los terráqueos de que soportarán todo tipo de abusos sin protestar. Y es así hasta que uno de ellos, un esclavo liberado y proscrito, comienza a soñar con la rebelión…

 

 

MI OPINIÓN PERSONAL:

La historia está contada desde tres puntos de vista distintos, tanto por el de los colonos como por el de los nativos. Y la autora lo hace de un modo magistral, con cambios en la forma de expresarse, en el vocabulario utilizado, en el modo de percibir el mundo.

He leído varias opiniones que sostienen que esta autora insinúa más que dice. Creo que es cierto. Hay mucho más detrás de la historia de lo que nos cuenta, preguntas vitales que deja caer pero cuya respuesta es potestad de los lectores. A pesar de que el ritmo es ágil y la acción se sucede rápidamente, el peso de la historia está más centrado en las relaciones humanas, en las reflexiones de carácter antropológico. Así pues, intercaladas con las escenas de más acción, nos vamos planteando esas preguntas: ¿son los athstianos humanos? ¿Nativos y colonos siguen siendo miembros de una misma especie? ¿Puede la violencia salvar a los nativos o condenará su cultura a la extinción?

Es un libro corto, de modo que la acción transcurre deprisa, sin detenerse demasiado en descripciones. No obstante, todo queda perfectamente dibujado. Las descripciones de los bosques y de la sociedad nativa son sublimes.

El estilo de la narración es muy de la época, lo cual puede echar para atrás a algunos lectores por encontrarlo desfasado. A mí personalmente me encanta, tiene ese regusto a libro sobado de la biblioteca. Por otro lado, un punto en contra es la falta de relevancia de los personajes femeninos en la historia, lo cual a mí por lo común me molesta, aunque teniendo en cuenta que fue escrito originalmente en 1972, se le puede disculpar.

Es la primera obra que leo de esta autora y he de decir que repetiré sin lugar a dudas.

 

PUNTUACIÓN: 9’5 sobre 10

 

 

Como curiosidad, comentaros que se dice por ahí que esta obra pudo ser una de las que inspiraron a James Cameron para su archi-conocida Avatar (2009). Sólo diré al respecto que cuando salí del cine de ver la susodicha, mi sobrina estaba entusiasmada con la originalidad del argumento. Yo le respondí: “Es Pocahontas con efectos especiales”. Hoy en día, después de leer a la señora Le Guin, respondería: “Es una mezcla entre Pocahontas y El nombre del mundo es Bosque”.

 

 

Leer el hilo de la reseña en ForoKD

 

Escrito por Azulreal

Comments

comments

2 Comentarios
  1. darkserman 14 diciembre, 2012 / Responder
    • Azulreal 14 diciembre, 2012 / Responder

Qué opinas tu?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

14 − 11 =